miércoles, 16 de octubre de 2013

Gestión forestal en invierno


Muchas de las actuaciones de gestión forestal para la prevención de incendios de verano se dan en otoño e invierno. Es en estas épocas cuando los operarios de retenes forestales y demás trabajadores deben aprovechar para desbrozar aquellas partes del monte más necesitadas de limpieza. 

Desde los grupos de prevención de incendios se insiste en que es imprescindible el mantenimiento de los retenes y grupos de trabajo fuera de las temporadas estivales. La apertura de cortafuegos, la limpieza de cunetas y el desbroce de viejas pistas se convierte en fundamental para evitar prisas cuando quizá ya es demasiado tarde para prevenir. 

Aunque los incendios no se originan por acumulación de broza, sí es cierto que esta contribuye al descontrol del fuego, lo que hace fundamental su control en épocas anteriores a la primavera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario